4/6/09

El beso de la muerte- Verdades

Caminaba lentamente a través del parque hacia el roble en el que Matt me había pedido para salir,no hacía falta que le dijese en que lugar del parque le esperaría exactamente(era bastante grande)sabía que él acudiría allí.Era una noche de luna llena y esta,rodeada de millones de estrellas reinaba en el cielo nocturno con orgullo,iluminándome con su luz blanquecina,haciendo que pareciese aún más pálida de lo que era.
Cuando llegué al viejo roble pude reconocer el aroma de su habitual colonia pero me resultaba extraño,lo notaba diferente,como si estuviese mezclado con algo.
-¿Matt,eres tú?-me atreví a preguntar.
-Si soy yo-oí una voz procedente de detrás de aquel árbol que tantos momentos de nuestra relación.
-¿Qué haces ahí detrás?-volví a preguntar acercándome un paso a él. ¿Será que sabía lo en lo que me había convertido y me tenía miedo?¿Le pasaría algo?.
-¡No te acerques!-gritó nervioso-no quiero que me veas en este estado.
-Vamos Matt,te prometo que pase lo que pase,estés como estés,no dejaré de amarte-hasta unos minutos antes de llegar al parque tenía mucho miedo de no resistirme a su sangre y hacerle daño pero,por increíble que pareciese,su sangre no me atraía en absoluto,de hecho hasta me olía mal(algo realmente extraño)aunque no le presté demasiada atención a eso.
Observé que su silueta salía de detrás del viejo roble,pero no era el mismo Matt de siempre,su silueta parecía mucho mas alta,no dudaba que midiese más de dos metros. Asustada retrocedí un paso y él,con un suspiro,avanzó dos pasos hasta que la luz de la luna llena lo iluminó. Lo que vi fue lo más doloroso que me podría haber pasado: a parte de del incremento de su altura, tenía los ojos de un color amarillo fuerte, su musculatura había aumentado considerablemente y,aunque se reconocía perfectamente que era él,estaba rodeado de pelo por todas las partes de su cuerpo que la ropa que llevaba puesta permitían que se viese y,sus suaves e infantiles facciones,se habían endurecido haciendo desaparecer su aspecto de chico inocente. No me lo podía creer: mi novio era un licántropo en plena conversión,enemigo de mi especie por naturaleza.
-Oh dios e-eres un...un hombre-lobo -dije titubeando y retrocediendo otro paso.
-Por favor C,soy yo Matt,no me tengas miedo-dijo avanzando hacia a mí a la vez que yo retrocedía.
-Tú no lo entiendes-le respondí con lágrimas saliendo de mis ojos(si,los vampiros también lloramos).
-¿Qué es lo que no entiendo?-dijo con voz quebradiza,partiendo mi corazón por el dolor mientras avanzaba..
A la vez que las lágrimas resbalaban por mis mejillas, sentí como me ocurría lo que le ocurría a todos los vampiros cuando use encontraban cerca de un licántropo en su forma de animal,unos afilados colmillos crecieron en mi dentadura y noté como mis ojos se agudizaban aún más(si es que era posible).
Matt se paró en seco comprendiéndolo todo y yo,con las lágrimas anegando mi rostro salí huyendo de allí lo más rápido que pude,mientras él que quedaba en el parque,congelado por la impresión.


-------------------------------------------------------------------------------------------------
Hasta aquí por hoy. Espero que os haya gustado ^^

0 comentarios:

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.