1/6/09

El beso de la muerte: El comienzo

El cambio.

Después de que el joven de cabellos negros se desmayara,despegué mi boca de su cuello sintiendo como su sangre se deslizaba por mi boca. Limpié todos los indicios y luego lo deposité sobre la hierba mojada. Aquella era una noche fría y lluviosa y las calles de Nueva York estaban vacías a pesar de la gran vida nocturna que poseía,tanto humana como inmortal...

Había pasado casi un mes desde mi conversión y,desde aquella,vivía intentando aguantar la sed de sangre que se apoderaba de su mente cada vez que estaba cerca de mi padres(con cerca quiero decir estar a menos de 100 metros de distancia) y aprendiendo a luchar y a utilizar nuestras armas para poder vencer a los licántropos. No me entusiasmaba la idea,pero si quería sobrevivir tenía que serle fiel a mi clan. Tampoco mataba a mis víctimas,no era necesario,perdían la memoria de lo ocurrido y nunca necesitaba tanta sangre como para tener que matarlos.
Me dirigí lentamente hacía mi casa. Había llenado mi sed,por lo que sería más fácil estar cerca de mis padres. Llegué en menos de lo que esperaba,a pesar de ir lentamente,ahora poseía el triple de velocidad que cuando era humana. Abrí la puerta sigilosamente(algo que no me resultaba para nada complicado) y me dirigí a mi habitación. Mis padres dormían,ya era muy tarde. Una vez estuve en mi cuarto,me senté frente al escritorio y encendí el ordenador. En cuanto me conecté en el messenger una ventana de conversación se abrió:

---Matt--- Dice:
Cariño ¿Estás bien?¿Por qué no has ido a clase y no me contestabas las llamadas?

(*)CaRoL(*)I'm a vampire girl(L) Dice:
Lo siento,es que estuve enferma

---Matt--- Dice:
¿Pero ya estás mejor?

(*)CaRoL(*)I'm a vampire girl(L) Dice:
No,no iré a clase durante un tiempo pero no te preocupes por mi y no vengas a mi casa,es contagioso.
Te quiero. Adiós

No le di tiempo a contestar ya que me desconecté inmediatamente. Apagué el ordenador y me recosté en la cama.
No había visto a Matt desde mi conversión y tenía miedo a hacerlo. No quería que él muriese por mi culpa.
Matt,mi novio,aquel con el que llevaba saliendo con él 2 año,la única persona a la que le contaba todo(ni siquiera a mi mejor amiga se lo decía todo),tenía que decírselo pero temía que saliese huyendo de mí y que no me quisiese volver a ver nunca más o que,simplemente,me tomase como una loca. No quería perderlo pero,no podía seguir mintiéndole.
No muy convencida cogí mi móvil y le escribí un mensaje.
Tengo que contarte algo muy importante,nos vemos mañana a las 00:00 en el parque. Te amo C.

Después de enviar el mensaje apagué el móvil y me dispuse a dormir,aunque sabía que no lo conseguiría.

0 comentarios:

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.