26/5/09

El beso de la muerte. El Comienzo 2ª parte

Sus labios se curvaron,como si intentase mostrar una sonrisa. Exhibió sus dientes,respondiendo a mi pregunta,sin palabras,ese gesto lo aclaró todo. Sus dientes,increíblemente blancos se distribuían perfectamente rectos ,excepto sus colmillos,que poseían un tamaño desmesurado.

En mi anterior entrada:

Ninguna chica se podría resistir a una criatura como él,de extraordinaria belleza,con una expresión de misterio y sensualidad en su rostro. Hasta yo,que tenía novio,me había quedado prendada por unos segundos.

-Tranquila,no te voy a hacer daño.

-¿Qué eres?


EL COMIENZO 2ª Parte


Sus labios se curvaron,como si intentase mostrar una sonrisa. Exhibió sus dientes,respondiendo a mi pregunta,sin palabras,ese gesto lo aclaró todo. Sus dientes,increíblemente blancos se distribuían perfectamente rectos ,excepto sus colmillos,que poseían un tamaño desmesurado.

-Oh no-el miedo paralizaba cada uno de mis músculos e impedía que pudiese pensar con la suficiente claridad como para decidir escapar de ese lugar,de todos modos no me habría servido de nada. Lo único que se me ocurrió en ese momento fue pronunciar lo evidente.-Un vampiro...

-Al fin te das cuenta. Ni que fuese tan difícil de averiguar.

-Pe-pero la...luz- dije mirando hacia los grandes ventanales que permitían que los rayos del sol llenasen de claridad de la habitación.

-Oh, eso son solo rumores,los vampiros somos criaturas de la noche y estamos más cómodos en la oscuridad pero la luz solar no nos afecta en absoluto. Si me afectase a mí,también te afectaría a ti.

-Quieres decir que...- en mi mente se agolparon todos los datos que poseía sobre los vampiros. Por lo general eran seres inmortales,muy pálidos y de extrema belleza;sus cualidades,tanto físicas como mentales,estaban muchísimo más desenvolvidas que las de los humanos e incluso poseían poderes sobrenaturales. Pero a pesar de todas las ventajas,también estaba la sangre,su alimento,por el cual viven, y disfrutan matando para conseguirlo. Solo el pensamiento de ser yo así me asqueaba y asustaba al mismo tiempo.

-Oh,no es tan malo como tu piensas-dijo demostrándome que podía leer mi mente-la sangre no es tan esencial para nosotros-dijo mientras contemplaba la lejanía a través de la ventana. Luego volvió a mirarme y me dijo- Tendrás que acostumbrarte.

-¿Por qué a mí?-pregunté agachando la cabeza,e imaginando lo que sucedería a partir de ahora.

-Porque si fuiste capaz de arriesgar tu vida para salvar la de alguien que no conoces también lo serás para proteger a los de tu especie de esta guerra que ha acabado con tantos de los nuestros.Además,no merecías morir-dijo mostrando una sonrisa afable.



0 comentarios:

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.