26/4/09

"La marca" 1º Capítulo

La tenebrosa oscuridad lo cubría todo a mi alrededor. Empecé a correr,sintiendo que algo me perseguía y maldiciéndome interiormente por no ser más rápida,por no tener más resistencia. Lo que fuese que me perseguía me alcanzó,una mano invisible me agarró y lo último que se oyó, fue un grito desgarrador procedente de mi garganta y una risa diabólica.

...



Me desperté sudorosa y respirando agitada mente. A pesar de que la misma pesadilla me perseguía todas las noches desde hace muchos años,no me acostumbraba,y seguía teniendo tanto miedo como el primer día.

Me levanté de la cama y salí de la habitación,bajé las escaleras y me dirigí a la cocina.Allí,mi madre preparaba el desayuno y mi padre leía atentamente el periódico.

-Buenos días mamá,buenos días papá

-Buenos días cariño-me respondió mi madre-¿Qué tal has dormido?

-¿Para qué le preguntas si ya sabes la respuesta?-dijo mi padre observando burlona mente a mi madre,que le sacó la lengua como si de una niña se tratase.

-Parecéis niños pequeños-susurré. Cogí una taza,eché un poco de café y me encaminé de nuevo hacía mi habitación.

No necesitaba un despertador,mis matutinas pesadillas se encargaban siempre de despertarme a la hora exacta.

Preparé la mochila con las asignaturas que tendría hoy y me dirigí al viejo armario de madera de roble que ocupaba casi toda la pared. Cogí lo primero que encontré:unos vaqueros desgastados no muy ajustados y una sudadera negra. Me calcé mis converse negros y entré en el cuarto de baño que tenía en mi habitación. Me hice una coleta,no me maquillé ¿Para qué?Nadie se iba a fijar...

¿Conocéis a alguna de esas chicas que no destacan en nada,que son invisibles? Pues yo soy una de ellas.

Soy una negada en los deportes,los estudios no son lo mio y...físicamente soy común:pelo lacio y negro que me llega casi hasta la cintura,ojos de color verde,piel pálida,estatura normal y no tengo muchas curvas.¿Me falta algo por deciros...?Ah si,mi nombre es Lydia,tengo 16 años y vivo en Ferrol,una ciudad al norte de Galicia.

Una vez había acabado de tomarme el café,cogí la mochila y salí de mi habitación. Fui a la cocina a dejar la taza,le di un beso a mis padres y salí de casa.

En el jardín me esperaba Ingrid,mi única y mejor amiga. Ingrid era un poco más baja que yo,sus cabellos eran rizados y de un tono rojizo anaranjado,unas grandes y redondeadas gafas cubrían sus ojos de un color marrón muy oscuro. En cuanto a personalidad y aficiones era muy parecida a mí,solo que ella sí destacaba en algo,apostaría mi casa a que era la más lista del instituto al que íbamos.

-Hola Ly-me saludó cordialmente-¿Qué,has vuelto a soñar lo mismo?

-si-le contesté resignada.

Caminamos lentamente hacía el instituto,no había prisa,quedaba muy cerca. Íbamos charlando animada mente,tanto que no nos dimos cuenta de que habíamos llegado.

-Uy perdona,no te había visto-me dijo el típico chico popular,después de chocar conmigo.

-Como ibas a verme-digo en un susurro casi inaudible.

-¿Qué?

-No nada,no te preocupes-Agarré a Ingrid del brazo y la arrastré hacía el interior del edificio. Si fuese por ella,se quedaría ahí parada babeando por el musculitos.

-Se que te gusta,pero...¿Podrías disimular un poco?

-¡P-pero que dices! A mi no me gusta Lucas...-tartamudeó ella muy ruborizada

-Ya claro,por eso pareces un tomate de los de la huerta de mi abuela-Sin que le diese tiempo a replicar,entré en mi clase. Los demás se giraron para ver quien ha entrado y cuando vieron que era yo,continuaron con lo que estaban haciendo,nada nuevo. Me acomodé en mi pupitre,en la última fila. A mi izquierda se sentaba Ingrid y a mi derecha,había una mesa libre,como siempre.

A los pocos minutos de estar sentada,la profesora de Historia entró en el aula,y todos se sentaron en silencio.

-Bien chicos,quiero presentaros a un nuevo alumno que,aunque maneja perfectamente nuestro idioma,viene de Estados Unidos. Entra Justin.

El chico entró en el aula y en cuanto lo hizo,todas las chicas quedaron alucinadas,incluida yo. Era bastante alto y atlético,de pero negro,con el flequillo tapándole un poco la cara,unos ojos azules muy profundos y la piel casi tan pálida como la mía. Un verdadero gusto para la vista,si señor.

-Siéntate donde quieras Justin-dijo la profesora

El chico se dirigió hacia atrás. A medida que avanzaba,me iba poniendo más nerviosa¿Se sentaría a mi lado?


CONTINUARÁ...


-------------------------------------------------------------------------------------------------

Hasta aquí el primer capítulo





1 comentarios:

· Alba · dijo...

Valeee, ahora me pongo a leerte ;)

Ando a la caza de bloggers escritoras, que en el blog organizo concursos literarios ^O^!! Y para tentarte definitivamente: con libros de premio ;)

Date una vueltita y anímate, besotes, hermosa!!

http://letrasyescenas.blogspot.com/

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la minima de blogger.